Alex y Laura – Fotógrafo de bodas en Cádiz

Servicio: fotógrafo de bodas en Cádiz

Aun recuerdo la primera vez que quedamos en el estudio, mi reacción al ver a Alex fue… yo a ti te conozco de algo sin saber que me convertiría en su fotógrafo de bodas en Cádiz y que lo había visto cientos de veces al ir a trabajar al Parador de Cádiz donde trabaja.

Pues nosotros te conocemos muy bien, te seguimos desde hace mucho y sabíamos antes de casarnos que tu tenias que ser nuestro fotógrafo y videografo.

Un chute de miedo y responsabilidad es lo que me dieron para dar el 120% y a partir de ahí un viaje hasta hoy plagado de momentos y de personas a las que aprecio, desde todo el equipo de eventos del Parador (Nacho, Pilar, Maria) pasando ahora por la sonrisa interminable de Jesus Lopez, las manos de Sonia Moreno o el increíble servicio del catering Lebrija.

Ya en la preboda disfrutamos de una caminata por lugares increíbles donde ya esperábamos con ansia el gran día y ese día llego.

Muchos nervios, dos cartas entrelazadas, muchos lloros y risas. Toda su familia y amigos volcados con ellos.

Desde por la mañana Alex era un manojo de nervios por el tiempo, daba bastante lluvia y el quería a toda cosa sus fotos (más presión para mi) al salir de la iglesia aun aguantaba el tiempo y cuando llegamos a la finca maestre en ambos coches paso lo que no queriamos, un nubarron descargo toda su furia encima de la finca y durante unos instantes los novios solo pudieron apenarse dentro del coche mientras veían como el agua lo anegaba todo.

El catering se afanaba en tratar de que todo estuviera bien hasta que llame a Mario Picazo y le pedí por favor que detuviera la lluvia, y así lo hizo.

Todas las nubes se despejaron y corrí raudo y veloz hacia los novios, abrí la puerta de su coche y les dije a Alex y laura, correr insensatos. En 10 minutos hicimos algunas de las fotos que acompaña a esta bonita historia de boda y a partir de entonces todo fue fiesta, fiesta y mas fiesta hasta el final.

Laura y Alex disfrutaron como niños y al despedirnos ya estábamos pensando en la postboda para poner broche final a su gran año.

No se si al final pude cubrir todas las expectativas que tenían depositadas en mi como su fotógrafo de boda en Cádiz, pero al menos lo intente.

Lo bueno es que esto no es un adiós ya que ahora toca la fase 2 de su universo compartido, la fase de la paternidad.